Adiós a los falsos “followers”, llega Status People

Desde este espacio informativo les hemos hablado en diversas ocasiones de las novedades tecnológicas de uso social, importantísimas hoy en día tanto para el mundo periodístico como para el ciudadano de a pie. Entre ellas, destacamos aplicaciones útiles para aquellos que se comunican con el mundo a través de la pantalla, teniendo siempre de fondo la actividad de la red social más global e instantánea: Twitter. Sin dejar de estimar el enorme valor que tiene esta red de microblogging como fuente informativa y herramienta de unión social, intentamos mostrarles que no todo es de color de rosa. A veces, lo que sucede en ella no se interpreta correctamente y los medios llegan a conclusiones erróneas (aquí), es ella misma la que no gestiona bien su uso y sucumbe al poder de gobiernos (aquí), e incluso se deja vender ante personas influyentes a nivel mundial (aquí). Esta sección se llama La verdad en las redes sociales, y qué mejor que analizar a los tan observados followers para conocer la verdad sobre Twitter.

Como en casi todo, es más importante la calidad que la cantidad, aunque cuando se trata de contar seguidores muchos sólo se fijen en que el número sea grande. Lo cierto es que tener una gran cantidad de ellos no garantiza el éxito de campañas publicitarias o la difusión de publicaciones de un particular, ni en Twitter ni en el resto de redes. Pero, ¿cómo medir la calidad de las personas que nos siguen? Para ayudarnos a hacerlo llega Status People, una herramienta online y gratuita que analiza nuestros seguidores de Twitter  para clasificarlos en falsos, inactivos y activos. Así, los llamados “falsos seguidores” responden a cuentas que han sido creadas para hacer spam, generalmente por ordenadores, y que siguen a grandes cantidades de gente pero que no son seguidos por casi nadie. Los inactivos son cuentas de personas reales que no suelen compartir información en la red. Los activos, por el contrario, usan Twitter tanto para informarse como para compartir informaciones.

A priori, los datos que puede proporcionarnos Status People pueden parecer un tanto irrelevantes. Sin embargo, y gracias a que también podemos conocer la calidad de los followers de cuentas ajenas, pronto podremos acabar con la conocida e injusta compra-venta de seguidores por parte de grandes empresas y organismos. Existen varios sitios web a través de los cuales comprar cientos de seguidores por poco dinero, de lo que se aprovechan muchos políticos y personajes públicos que saben que el número de aliados en Twitter es una manera de medir su influencia social. Ahora, y gracias a esta herramienta, podremos saber quien ha caído rendido ante la tentación de ser rico en falsos seguidores.

@StatusPeople

http://statuspeople.com/

Anuncios